Voluntad de paz

Es cierto que existe una terrible desigualdad entre las fuerzas materiales que proclaman la necesidad de la guerra y las fuerzas morales que defienden el derecho a la paz, pero también es cierto que, a lo largo de la Historia, sólo con la voluntad de los hombres la voluntad de otros hombres ha podido ser vencida. No tenemos que confrontarnos con fuerzas trascendentales, sino, y sólo eso, con otros hombres. Se trata, por tanto, de hacer más fuerte la voluntad de paz que la voluntad de guerra.

José Saramago, Una inagotable esperanza. (Leído por primera vez en la Fundação José Saramago).

Quemar libros

Todos los inquisidores del mundo queman los libros en vano, porque cuando un libro comunica algo válido, su ritmo silencioso persiste incluso mientras lo devoran las llamas, y es que un verdadero libro siempre indica algún camino nuevo que conduce más allá de sí mismo.

Bohumil Hrabal, Una soledad demasiado ruidosa.

Y vuelta a empezar

No sé cuántas veces he empezado un blog, para, al tiempo, dejarlo morir. Espero que esta vez no sea una excepción. ¿Qué puedes esperar de esta bitácora? Ni yo lo sé. Espero que todos mis posts sean tan pretendidamente originales como éste. Aunque cualquier otra cosa sería igual de previsible.

Solamente puedo decir, gracias por venir.