África, primer mundo

Desde hace cinco años, los kenianos abonan todo tipo de servicios (incluido el transporte), hacen sus compras y realizan transferencias a través de M-PESA, que se ha convertido en la herramienta de pago por móvil más desarrollada del mundo. Y para ello no necesitan un teléfono inteligente de última generación, basta con un móvil tradicional con servicio de mensajes de texto (SMS).

En GuinGuinBali, Kenia, donde es más fácil comprar tomates con el móvil que tener agua potable.

Relacionado: Monedas complementarias.