El placer de comer

El placer de comer es un placer que hay que descubrir a los treinta años. Es la edad en que el ser humano deja de ser un imbécil y a cambio paga el precio de empezar a envejecer.

Manuel Vázquez Montalbán, Los mares del sur.