Dictablanda

1973: “La opinión mía es que estos caballeros se toman y se mandan por avión a cualquier parte, e incluso por el camino los van tirando abajo”.

1989: “Yo no amenazo, no acostumbro amenazar. Sólo advierto una vez. El día que me toquen a alguno de mis hombres se acabó el estado de derecho”.

1995: “Me iré al cielo. ¿Dónde habría ido, según usted? ¿Al infierno? No, esté tranquilo, iré al cielo”.

The Clinic Online, 40 frases macabras del tirano.

Monedas complementarias

Los sistemas de trueque local, como los bonos del Bangla-Pesa, pueden ser muy útiles dónde las capacidades de productividad locales están infrautilizadas debido a la escasez de la moneda nacional en circulación dentro del territorio local. Los bonos permiten que tenga lugar el intercambio entre productores y consumidores locales, que de otra forma no ocurriría.

Stanislas Jourdan y Talmai Caballero, Kenia prohibe moneda complementaria y arresta a líderes del proyecto.

Promesas y optimismo

Journalism plays a critical role in a free society (…). I would highlight two kinds of courage the Grahams have shown as owners that I hope to channel. The first is the courage to say wait, be sure, slow down, get another source. Real people and their reputations, livelihoods and families are at stake. The second is the courage to say follow the story, no matter the cost. While I hope no one ever threatens to put one of my body parts through a wringer, if they do, thanks to Mrs. Graham’s example, I’ll be ready.

Butch Ward y Jill Geisler, How Bezos, in his first memo to Washington Post staff, achieved believable optimism.